24 feb. 2013

Blanca Soledad - Solitudo Alba

Los seres humanos huimos de la soledad, ¿no es así? De todos los miedos de una persona, la soledad ocupa un puesto digno de importancia. ¿No es verdad que la muerte de un ser querido nos produce soledad? El no poder ver a esa persona nunca más nos deja "solos".
Por lo tanto, la soledad es algo contrario a la naturaleza humana, ente llamado "animal social".
Nos comenzamos a necesitar en los albores de nuestra evolución por nuestra debilidad física para valernos por nosotros mismos.
Pero ahora, en nuestro último nivel evolutivo existente, no solo nos necesitamos por esa razón, sino también por una razón psicológica. Necesitamos alguien que nos escuche, nos comprenda y nos necesite a nosotros también.
De ese modo, forjamos una "relación" con ese alguien, basada en una yuxtaposición de emociones y pensamientos, unión que no siempre surte efecto.
De ese modo, yo, humano como cualquiera, necesito alguien que siempre esté conmigo, para remediar esa ausencia agónica llamada soledad, comparable a una llama lentamente apagándose. Esa es la soledad que comparto con los demás de mi especie. Te necesito a ti, seas quien seas, y que aparezcas en mi vida, solo en eso puedo pensar ahora...

2 comentarios:

  1. Cuán cierto es lo que dices. Todos necesitamos a alguien, a alguien que nos escuche y que nos soporte a veces, que nos entienda y que nos complemente.

    Me ha encantado. :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que le haya gustado, y es un halago para mí que me comente el escritor cuyo blog me animó a escribir esta entrada tras leerlo :)
      Seguiré leyendo sus entradas :D

      Eliminar